Ediciones

ISSN 0120-0216
Resolución No. 00781
Mingobierno

Consejo Editorial

Luciano Mora-Osejo (א)
Valentina Marulanda (א)
Heriberto Santacruz-Ibarra
Lia Master
Marta-Cecilia Betancur G.
Carlos-Alberto Ospina H.
Andres-Felipe Sierra S.
Carlos-Enrique Ruiz.

Director
Carlos-Enrique Ruiz

Contacto
Tel-Fax: +57.6.8864085
Carrera 17 No 71-87
Manizales, Colombia,
Sudamérica.
cer @ revistaaleph.com.co

Isaza y Campos en el cambio climático

Ref.: Diario “La Patria”, Manizales, Col., 11 de noviembre de 2007; p. 5-a [www.lapatria.com]

Estiman que a finales del siglo XXI la población mundial puede ser de 14 mil millones de personas, cantidad que superaría en tres mil millones la "población de saturación" prevista en estudios de Naciones Unidas.

Circula el libro: "Cambio climático - Glaciaciones y calentamiento global" (Ed. Universidad Jorge Tadeo Lozano, Bogotá 2007; 294 pp.), de José Fernando Isaza D. (ingeniero, matemático, físico, empresario, profesor, rector de la UJTL) y Diógenes Campos R. (físico, miembro de número de la Academia Colombiana de Ciencias EFyN, profesor con todos los honores de la Universidad Nacional, y decano en la UJTL). Ambos hombres de ciencia, de valorada trayectoria, estudiaron a fondo el problema y produjeron obra con intención didáctica. Isaza ya había publicado en 1983 "Un ensayo sobre las perspectivas climáticas mundiales".

Los autores reportan que la temperatura promedia fue más alta que la actual hace 500, 390, 250, 145, 100, 43, 17, 2 millones de años, y que la hubo más baja hace 450 y 300 millones de años. Se establece que después del vapor de agua, el gas de efecto invernadero más abundante en la atmósfera es el dióxido de carbono (CO2). De conjunto permiten que la atmósfera retenga más del 40% de la radiación emitida por la superficie, en virtud de lo cual ("efecto invernadero") se evita que la superficie del planeta, en ausencia de atmósfera, pudiera tener temperatura media de -18 grados centígrados, siendo en la realidad 33 grados más alta que ese valor. La preocupación en la actualidad radica, entonces, en que ese fenómeno se intensifique.

Las concentraciones de anhídrido carbónico (CO2) y de metano (CH4) se han venido incrementando desde mediados del siglo XVIII por la actividad humana: el primero en un 25%, y el segundo poco más que duplicado. El metano tiene capacidad de absorción de radiación infrarroja 50 veces más que el anhídrido carbónico, agravante, a tal punto que es el responsable en un 22% del efecto invernadero originado en factores antrópicos, y se ha calculado que sin él la temperatura superficial en la Tierra sería 1,3 grados más baja.

Estiman que a finales del siglo XXI la población mundial puede ser de 14 mil millones de personas, cantidad que superaría en tres mil millones la "población de saturación" prevista en estudios de Naciones Unidas, con el consiguiente crecimiento en las emisiones de gases invernadero. Dedican un capítulo a discernir sobre el "Protocolo de Kyoto" (1997), entrado en vigencia en el 2005, encaminado a reducir emisiones de gases de “efecto invernadero” al 5%. Los autores critican que el Protocolo es demasiado modesto en sus metas, puesto que a partir del 2012 permite mantener constantes las emisiones alcanzadas, y, por otra parte, no exige reducciones a China e India, para concluir que el efecto en la disminución de temperatura resulta marginal, no superando los 0,3 grados centígrados para el año 2300.

Se insiste en la reforestación como forma de atrapar CO2 y dan el ejemplo de calcular la cantidad de hectáreas requeridas en siembra de pino tropical para absorber el anhídrido carbónico emitido por central eléctrica de 125.000 kw, obteniendo por resultado que se necesitarían 20 mil hectáreas. También se presenta la situación de ser los bosques tropicales de beneficio significativo para todo el mundo, con la consecuencia de requerir de su preservación para reducir riesgos en el cambio climático global. Para mostrar este drama se aporta la información de lo ocurrido en el período 2000-2005 con cuatro millones de hectáreas deforestadas en la selva amazónica.

El debate se resume en dos posiciones: 1. Los recursos naturales deben salvaguardarse para las generaciones venideras, y 2. Las inversiones actuales pueden afectar el medio natural, pero con el acumulado de realizaciones las generaciones futuras tendrán mejores herramientas para resolver problemas heredados. Se llega a proponer, para el caso colombiano, el establecimiento de impuestos grandes al carbón y al petróleo (generadores de CO2), con aumento correspondiente de los subsidios a nuevas explotaciones forestales, incluso considerando como aprovechables con ese fin las planicies de la Orinoquia. Sugerencia acorde con el "Consenso de Copenhague" (2004).

Otro elemento que involucra el libro, hacia el final, es el "Foro económico mundial Davos 2000”, con la recomendación central de construir proceso de reflexión que pueda llevarnos a la preservación del medio natural y a la coexistencia armónica entre los diversos seres que comparten la biosfera, con medidas arropadas en el "principio de precaución", el que los autores homologan al de la sabiduría popular: "es mejor prevenir que tener que lamentar". Y complementan con el criterio de la "Declaración de Río" (1992) que establece que la falta de certeza científica no puede ser justificación para no tomar medidas preventivas que impidan la degradación del medio ambiente.

A pesar de la complejidad tremenda del clima como sistema y de las teorías dispares para su comprensión, los autores concluyen con sabiduría al invocar el "efecto mariposa" y las "bifurcaciones" en un sistema dinámico no lineal, como es el clima terrestre, advirtiendo en las sorpresas que pueden ocasionarse, recomendando acciones en dos campos fundamentales de trabajo: la protección de la biodiversidad y del patrimonio biológico, y la reducción de presiones antrópicas que alteren la capacidad de evolución de los sistemas naturales. Es decir, es necesario actuar en la sociedad con criterio integral y de prevención, por si de pronto... Excelente y oportuno libro.

Copyright ©Powered by Ciudadeje.com