Ediciones

ISSN 0120-0216
Resolución No. 00781
Mingobierno

Consejo Editorial

Luciano Mora-Osejo (א)
Valentina Marulanda (א)
Heriberto Santacruz-Ibarra
Lia Master
Marta-Cecilia Betancur G.
Carlos-Alberto Ospina H.
Andres-Felipe Sierra S.
Carlos-Enrique Ruiz.

Director
Carlos-Enrique Ruiz

Contacto
Tel-Fax: +57.6.8864085
Carrera 17 No 71-87
Manizales, Colombia,
Sudamérica.
cer @ revistaaleph.com.co

Michel de Montaigne, redivivo

Ref.: Diario “La Patria”, Manizales, Col., domingo 10 de febrero de 2008; p. 5-a [www.lapatria.com]

Qué lejos estamos de una condición humana como la de Michel de Montaigne (1533-1592), espíritu de equilibrio que en el siglo XVI sirvió para mediar en conflictos, y para desarrollar reflexiones profundas consignadas en sus imperecederos “Ensayos”. Vivió época turbulenta de fanatismo religioso, y sinembargo en su intimidad permaneció libre. Caso singular al haber preservado ejemplar talante, en un mundo de simulaciones y ruindades.

Stefan Zweig, autor de la más bella biografía de Montaigne, inconclusa por suicidio del autor y reeditada por Acantilado (Barcelona, 2008), le adjudica que su lucha por preservar la libertad íntima es "la más consciente e infatigable que ningún intelectual haya sostenido jamás... [Es] el hombre del justo medio..., que mira sin prejuicios en todas las direcciones...; un ‘libre penseur' y un ‘citoyen du monde', liberal y tolerante,... cosmopolita de más allá de todas las patrias y épocas."

Montaigne se retira de la vida pública a los 38 años de edad y se recluye en la "Torre" de la familia, con la intención de terminar sus días, en creencia equivocada. La biblioteca circular es el principal espacio de la Torre, con unos mil volúmenes. Su autoexilio es oportunidad para leer poesía, biografías, historia y filosofía, con el fin de buscar claridades a tantas inquietudes que le obsesionan, y en singular diálogo con los libros emprende la escritura de sus pensamientos, hasta configurar los tres tomos de los “Ensayos” que lo han representado en la historia de la Cultura. En 1580 imprime en Burdeos dos volúmenes, y en 1588 sale el tercero, de nuevo con los dos primeros en los que incluyó adiciones. Aunque publicados continúa con registro de notas en las márgenes de ellos, con incorporación de citas.

En ese buscar descubre que Sócrates es su modelo, puesto que no estableció dogmas, sino que dejó la imagen de persona que indaga y examina en la propia interioridad. La tarea que se impuso fue desarrollar la pregunta por el sentido de su vida con respuesta en los ensayos. "No te preocupes por el mundo. No puedes cambiarlo ni mejorarlo... Construye, mientras los otros destruyen." Así piensa Montaigne, después de advertir la fragilidad de todo, el desparpajo de funcionarios y lo aberrante de la política.

A los diez años de permanecer en la Torre, auncuando no del todo incomunicado, decide salir otra vez al mundo (1580), puesto que se equivocó al considerarse viejo pensando que estaría próxima su muerte, al igual que también estima erróneo haberse aislado de negocios, política y administración pública. Observa que está a plenitud de salud y vivaz. Emprende viaje de placer en busca de nada pero huyendo del entorno cercano, con ganas de renovarse. "Se debe viajar para conocer el espíritu de los países que se recorren y sus costumbres, y para frotar y limar nuestro cerebro con el de los demás", ha dicho.

Al cabo de 17 meses y 8 días, en su preciso registro, invertidos en el viaje por Francia, Italia, Suiza y Alemania, se incorpora entusiasta al Castillo. Asume el cargo de Alcalde de Burdeos, elegido por el pueblo, el que ejerce desde la “Torre” con aplicación de medio tiempo, volviendo a relucir sus cualidades administrativas exento de odio, codicia y arrogancia. Tan efectivo resultó que lo reeligen para los siguientes dos años. Fue históricamente relevante en sus desempeños, sin pertenecer a partido o religión, al haber acudido a colaboradores por sus calidades y no por filiaciones. Su condición era insobornable, y fue reconocido como mediador sereno, con resultados positivos; por caso, en los conflictos en el trono de Francia entre Enrique III, el Rey, y Enrique de Navarra, sucesor. Regresó al Castillo para concentrarse otra vez en la búsqueda de sí mismo y escribir el tercer volumen de los ensayos.

Se observa viejo, despoblado de cabellera y sin barba. En vecindad de la muerte se siente atraído por el amor que le nace hacia joven distinguida, Marie de Gournay, quien fue seducida por los “Ensayos” que le apasionan, y se convierte en su “fille d'alliance”. Termina por otorgarle los derechos para ediciones póstumas. La Gournay publica la totalidad de los ensayos en 1595, tres años después de la muerte de Montaigne, incorporando las anotaciones que el autor había hecho; difundiéndose en español por la editorial Acantilado (Barcelona, 2007), en un solo volumen con 1728 páginas.

"Lector, este es un libro de buena fe ", es la primera frase de sus “Ensayos”. Y esta columna es un acercamiento de fe reclamada hacia una personalidad por recuperar a plenitud en su ejercicio de pensamiento y de vida pública, si nos decidimos alguna vez por la pulcritud en las acciones, por la concordia, por la paz. A Sócrates se le ha reconocido por siglos como el más completo de los hombres, para Montaigne se reclamaría similar consideración.

Copyright ©Powered by Ciudadeje.com