Ediciones

ISSN 0120-0216
Resolución No. 00781
Mingobierno

Consejo Editorial

Luciano Mora-Osejo (א)
Valentina Marulanda (א)
Heriberto Santacruz-Ibarra
Lia Master
Marta-Cecilia Betancur G.
Carlos-Alberto Ospina H.
Andres-Felipe Sierra S.
Carlos-Enrique Ruiz.

Director
Carlos-Enrique Ruiz

Contacto
Tel-Fax: +57.6.8864085
Carrera 17 No 71-87
Manizales, Colombia,
Sudamérica.
cer @ revistaaleph.com.co

El escultor Guillermo Botero, a diez años de su muerte


Han pasado dos Lustros de la muerte de nuestro artista plástico más notable. Un hombre que desde la infancia Vivió su vida a la velocidad de un destino marcado por el trabajo y la incesante búsqueda de la belleza. De niño le correspondió plantar árboles en "La María" (la finca de su padre), que Después beneficio para sus tallas, y la Heredo, dándole manejo productivo en café, frutales, flores y cultivos de pancoger, en simultaneidad con su oficio de Artista. Alumno-fundador en la Escuela de Bellas Artes de Manizales, donde Fue discípulo de Gonzalo Quintero, José Manuel Cardona, Alberto Arango Uribe ..., luego becado por el gobierno departamental Viajó a Chile donde abrazó en su Preparación como escultor trabajando en la INCLUSO Escuela de Canteros, y prosiguió su trajinar de Indagación, formación asombros Brasil y por Argentina, Paraguay, y sento reales en Uruguay, donde su alta Fue centro de intelectuales y artistas del exilio, en tiempos de dictaduras. Casó con adorable maestra de Tacuarembó, Mirta Negreira-Lucas, el ángel guardián de toda su vida, y se reincoporó una con ella Manizales A comienzos de los años sesenta, donde llevo vida intensa, con prolifica obra, esparcida por lugares públicos en la ciudad Y en colecciones privadas de aquí y de otras partes. De igual modo Viajó en varias oportunidades por Europa en estudio de los grandes maestros por los museos, y gustando todos los vinos.

 

De muy joven Fue Tallador de Cristos, Vírgenes y Santos por pueblos, INCLUSO imágenes milagrosas que lloraban ante el fervor de los feligreses, gracias a sus trucos de cera en cavidades dispuestas para la sorpresa. Y en su primer taller Tuvo el atrevimiento de Disponer de modelos desnudas, lo que para ese tiempo Fue escándalo desde los Pulpitos. Y La Condición La creación del pueblo Fueron atractivo especial de observaciones y aprendizaje, un punto tal que al concluir una obra grande Solía ocuparse de Explorar en formas populares, con Diversidad de materiales, y en los años finales modelando el vidrio con figuras de Y Rica variada abstracción. Ningún material le era ajeno, puesto que a todos ellos los consideraba Con su alma, y se consagraba una explorarlos en su Riqueza de contenidos, hasta sacarles el mejor provecho en volúmenes de llamativa Condición.

El maestro Botero, por edad y amistad Perteneciente a la "generación de los azucenos", Comenzó su presencia profesional en Manizales, Cuando La construcción del Teatro-los-Fundadores, mural Elaborando de ese excelente sobre la historia de la ciudad, ubicado en el segundo piso de la edificación, y la bailarina en lámina de cobre, del primer piso, al igual que las estampas musicales del vestíbulo, en homenaje a la música de viento ya la música de cuerdas. Fue profesor y director de la Escuela de Bellas Artes, por corto período, puesto que su trabajo de taller le demandaba todo el tiempo.
Nacido en Pacora (1917), nunca olvidó su tierra Fueron allá ya dar su muerte las Naciones Unidas, las herramientas, hornos eléctricos y demás elementos de su taller, con obras reunidas en madera vidrio, cerámica, que se conservan celosamente en la Casa de la de Cultura que lleva su nombre, aprovechado ese motivador ambiente en la realización de prácticas con jóvenes que buscan tambien una vocación en el arte.

Bellos murales en madera Están en edificios Xue y Cervantes, en el Auditorio del Recinto-del-Pensamiento, en el Fondo Cultural del Café, en el Centro Comercial Parque Caldas, en el Hotel Las Colinas, ... en el Hospital de Buenaventura, etc Importante inconclusa la serie de tallas con tema de los suicidas y Profetas (Elías, Ezequiel, Zacarías ..., Matilde ...). Los dos murales en cerámica sobre el 20 de julio en la Plaza de Bolívar de Manizales ( "Preludio de Lanzas Llaneras" y "Vientos de libertad"), han sido Víctimas del desamparo de las administraciones municipales, y paulatinamente destrozados por la barbarie y la desidia. Son murales elaborados en Rigurosa técnica clásica de la Cerámica, con arcilla seleccionada, obedeciendo una Meticulosa Investigación en la fabricación de los esmaltes, en las temperaturas, y realizados en su propio taller, con horno de ACPM Hecho especialmente para ese fin. Son piezas históricas, invaluables, que Deben ser restauradas por Manos Expertas y preservadas como patrimonio artístico.

En el mismo marco de la Plaza de Bolívar hay un conjunto escultórico en lámina de cobre, que de igual modo ha sufrido la arremetida de la barbarie, ojos impávidos ante. En el parque San José contribuyó en su remodelación instalando un conjunto suya con cerámica de gran tamaño ( "El viento") y con Rescate, en un plano inferior, del busto del pensador Rafael Uribe Uribe de la autoría del maestro Constantino Carvajal (que Busto desapareció, También por la desidia y el desparpajo de una sociedad no formada para la valoración del arte). También hay murales suyos en el Club Manizales, uno en madera y otro en materiales volcánicos. Y la "Mujer" en ese escondrijo del antiguo Banco de Caldas, que da a la Carrera 22.

El maestro Guillermo Botero-Gutiérrez es por tantos motivos de recordar. Personalidad recia, formada en el trabajo sin fatiga, con estudios Fundamentales e intensos en Dibujo, Escultura, Historia del Arte, en lecturas de los clásicos universales y americanos, fortalecido en su vagabundear por el mundo, con ojo atento y espíritu inquisitivo. Centro insustituible de las tertulias, con Capacidad de escanciar Buenos licores y su infaltable aguardiente, y de centrar las Conversaciones con verbo elocuente y chispeante. Sus historias, en medio de los tragos, eran alucinadas, del corte del "realismo mágico", por ejemplo ese relato de cuando los uruguayos se bebieron A su Héroe Nacional de Artigas.

Han quedado Valiosos testimonios suyos en Algunos libros: "Murales - Esculturas - Manizales" (catálogo, SF, qué debería reeditarse para difusión entre propios y visitantes), "G. Botero G., escultor" (bello libro, con textos Policromias y, Editado por María Virginia M. Santander, bajo el auspicio de la Universidad de Caldas, 1995), "Y fue un día" (Autobiografía, libro editado por la Universidad Nacional en Manizales, 1997). Asimismo, número significativo de escritos y dibujos en la Revista Aleph.

Nuestra ciudad, tan esquiva con el arte moderno y el contemporáneo, Debe mirar de nuevo a un modernizador como fue el maestro Botero, en el rescate y difusión de sus obras públicas, con reproducción de catálogo que está a la mano. Los dioses del Olimpo lo tendran disfrutando en un jolgorio de creación eterna, como un poeta de expresión Encendida.

[ "La Patria", jueves 05.XI.09, p. 8-A www.lapatria.com]

Copyright ©Powered by Ciudadeje.com