Ediciones

ISSN 0120-0216
Resolución No. 00781
Mingobierno

Consejo Editorial

Luciano Mora-Osejo (א)
Valentina Marulanda (א)
Heriberto Santacruz-Ibarra
Lia Master
Marta-Cecilia Betancur G.
Carlos-Alberto Ospina H.
Andres-Felipe Sierra S.
Carlos-Enrique Ruiz.

Director
Carlos-Enrique Ruiz

Contacto
Tel-Fax: +57.6.8864085
Carrera 17 No 71-87
Manizales, Colombia,
Sudamérica.
cer @ revistaaleph.com.co

Encuentro y fanatismo entreverados

Concluyó la versión 15 de la “Cátedra Aleph” en la Universidad Nacional, con 26 participantes en el "Aula del estudiante de la mesa redonda", y los alumnos hicieron el maravilloso esfuerzo de resumir los aspectos tratados y debatidos sobre los temas cruciales de fanatismo y encuentro: cada uno en media página escribió lo que grabó en la conciencia, como resultado de meditación seria. A continuación condenso lo expresado:

 

Profesor y alumnos en la sesión de clausura de la versión 15 de la “Cátedra Aleph” (“Aula del estudiante de la mesa redonda”, UN-Manizales, 24.XI.09): Natalia-Andrea Agudelo, Carlos Aguirre, Ángela-María Alzate, Sebastián Arango, Johanna Arbeláez, Mayra-Alejandra Avila, Cindy-Alejandra Bedoya, Olga-Lucía Bermúdez, Juanita Botero, Darío-Alejandro Caicedo, Alejandra-Carolina Cardona, Andrés-Felipe Cardona, Claudia-Marcela Duque, Luis-Alberto Duque, Ángela Espinosa, Susana Giraldo, Carlos-Eduardo González, Laura-Mercedes López, Iván-Fernando Macías, Carolina Marín, Andrés-Felipe Marín, Johnny-Esteban Osorio, Yenny-Carolina Ramírez, Diana-Milena Ríos, Luisa-Fernanda Rodríguez, Juan-David Ropero, Alejandro López y Carlos-Enrique Ruiz. En la pared, arriba, “Profeta Zacarías” (talla en madera -cedro-, del escultor, maestro Guillermo Botero G.).


- Lo primero fue haber llegado a la convicción que el fin no justifica los medios y que la vida es el valor más prioritario. Además, con la idea que cada persona no es una isla sino una península, con los pies en la tierra, con la mirada y el pensamiento lanzados al infinito, para una mentalidad abierta a la exploración y la aventura. Y no existen culturas superiores o inferiores, tan solo diferentes.


- Al revisar la historia se observa que el fanatismo ha estado siempre presente en la humanidad, como conducta dogmática que hace prevalecer opinión, parecer, o doctrina, con rechazo y violencia, sobre otros que piensan y actúan distinto, sin mediar la razón por el diálogo y la controversia constructiva.

- En el siglo XX las certezas que venían ("dónde pasaré la vida, que haré para vivir y qué pasará después de morir") se derrumbaron y fueron sustituidas por medio siglo de ideologías, seguido de otro medio siglo egoísta, hedonista, volcado a los aparatos, con predominio del dinero, del mercantilismo y del armamentismo de continua amenaza.

- La imaginación desempeña papel fundamental para comprender lo que implican las ideas y así prever consecuencias. De este modo se contrarrestaría el fanatismo, pudiendo cambiar los comportamientos, en mayor grado si se adiciona el sentido del humor.

- Se invoca la literatura y el arte como recursos para recrear personajes y momentos de la historia, con la consecuencia posible de despojarnos de actitudes de rechazo, como forma de liberar tensiones y conseguir que la realidad sea menos violenta.

- La educación, de calidad y total cobertura, es el medio para la formación de personas orientadas por el respeto y la solidaridad.

- Con el surgimiento de la Antropología y la Sociología, en sus diversas escuelas, se formalizó el estudio y la comprensión del Otro, para conocer la diversidad de pueblos con sus culturas, lo que contribuye a los acercamientos, los intercambios y a la colaboración, con elementos racionales, al saber que en la diferencia está la mayor riqueza.

- Vivimos en la actualidad una transición de la "sociedad de masas" a la "sociedad planetaria", que globaliza la revolución electrónica y desmorona la guerra fría, con el acento de problemas como el nacionalismo, la xenofobia, el etnocentrismo, la hostilidad hacia el Otro y, sin falta, el fanatismo.

- Hay posición de no caer en el pesimismo. Se estima que el encuentro con el Otro es inevitable, lo que debería conducir a la convivencia, con llamado a persistir en tender puentes como "deber ético" y como "obligación apremiante". Sinembargo, se reconoce que hay riesgos altos por manifestaciones de voluntad malintencionada, demagogia, desorientación, corrupción, pasiones desmesuradas, en un mundo donde prevalecen la característica de "torre de Babel" y el “sálvese quien pueda y como pueda”.

La trascendencia de los diálogos fue matizada con lectura comentada de poesía: De Eugenio Montejo, aquello de “…/ El naufragio final contra la noche,/ sin más allá del agua, sino el agua,/ sin otro paraíso ni otro infierno/ que el fugaz epitafio de la espuma/ y la carne que muere en otra carne.”  De José-Manuel Arango: “…/ y abrimos la ventana y entre los árboles/ hechos de dura sombra está sólo/ el aroma de las frutas en sazón/…”  De William Ospina: “…/ Entre la ciega roca/ y el trémolo extasiado de la salamandra/ tan sólo hay tiempo.”  De Juan Gustavo Cobo-Borda: “…/ Y la fatalidad/ sin misericordia/ de este vano pasar/ por la tierra/…”  Poesía, compañera buena en todo momento, para evocar, o para inquietar en medio de la monotonía o la indiferencia. O para despertar la dimensión de lo desconocido.

En el semestre académico concluido estudiamos, en lo fundamental, dos autores: Amos Oz y Ryszard Kapuscinski. E intercalamos artículos de ocasión, con las respectivas conversaciones: de Moisés Wasserman (problemas de la educación pública), Antonio Muñoz-Molina (relación de civilización y ciudad), Rafael Argullol (desinterés intelectual, asfixia burocrática y mercantilismo en la vida universitaria), Mijaíl Gorbachov (a propósito de 20 años de la caída del muro de Berlín), Bárbara Celis (polémica del futuro del libro).

Esta columna cierra el ciclo de dos anteriores alusivas al fanatismo y al encuentro con el Otro ("La Patria", Manizales, 13.IX.09 y 11.X.09); de conjunto configuran especie de memoria de una interesante experiencia pedagógica.

Reconocimiento debo a todos los estudiantes que me han venido acompañando en la Cátedra -relevos de historia que no termina-, en motivada y entusiasta exploración de temas, con frecuente formulación de preguntas inquietantes. Y que los dioses del Olimpo y de las culturas ancestrales nos amparen y favorezcan, por estas fechas memoriosas, y siempre.


[“La Patria”, domingo 13.XII.09]

 

 

Copyright ©Powered by Ciudadeje.com