Ediciones

ISSN 0120-0216
Resolución No. 00781
Mingobierno

Consejo Editorial

Luciano Mora-Osejo (א)
Valentina Marulanda (א)
Heriberto Santacruz-Ibarra
Lia Master
Marta-Cecilia Betancur G.
Carlos-Alberto Ospina H.
Andres-Felipe Sierra S.
Carlos-Enrique Ruiz.

Director
Carlos-Enrique Ruiz

Contacto
Tel-Fax: +57.6.8864085
Carrera 17 No 71-87
Manizales, Colombia,
Sudamérica.
cer @ revistaaleph.com.co

Arquitecto y Profesor, en los ¡80!

En la sociedad hay personas que suelen en ocasiones ignorarse porque su carácter no se sujeta a moldes preestablecidos o a conductas acomodaticias, a pesar de ser portadoras de principios fundamentales, no transigibles. Es el caso de Mario Barreneche-Vélez, hombre recio, trajinado en su formación de arquitecto, lector asiduo, melómano refinado, con mirada extendida en la historia y en la geografía, que le ha llevado a asumir lecciones por las tragedias de la humanidad, y por las conquistas creadoras y constructivas. Profesional en plenitud de ejercicio, con obras caracterizadas por el equilibrio, sin perder en lo funcional. Y profesor universitario, oficio en el cual alcanzó la máxima distinción que confiere la Universidad Nacional de Colombia: Profesor Emérito, en reconocimiento a sus virtudes y logros en la formación de nuevas generaciones de arquitectos, con la impronta de buscar siempre el rigor y la belleza.

Mario Barreneche-Vélez, Javier Vélez-Acosta, Georges Lomné, CER y Livia de Ruiz (En tertulia de "Juan Valdez", Manizales 2010)

Estudioso y dialogante, no fácil de convencer en temas que conoce por estudio, observaciones juiciosas y reflexión pertinente, los cuales expone con fuerza de expresión en tertulias y auditorios. Enfático en opiniones, sin rechazar al otro. Conocedor como pocos en escuelas del urbanismo, con visión de ciudad propicia a lo humano, a los encuentros, al caminar con sosiego y estímulo de paisajes. Estudiado en Francia y paseante por países que rememora en sus arquitecturas y museos. Referentes suyos han sido Frank Lloyd Wright, Alvar Aalto y Tadao Ando, entre otros grandes de la arquitectura mundial. Y de los museos tiene especial predilección por “The Frick Collection”, en Nueva York. Su amistad con Rogelio Salmona, a quien valora en sus concepciones y en su obra, es ejemplo en la capacidad de apreciar, en otros, la armonía plácida del diseño y la delicada factura de las obras realizadas, como son por caso las del gran maestro colombiano, en especial las “Torres del Parque” en Bogotá.

Manizales y la Universidad se han beneficiado de sus actuaciones, tanto en el aula de clase como en el diseño y construcción de obras de beneficio colectivo. Tiene singular gusto por recorrer con asiduidad sectores de la ciudad y de acompañar a visitantes, con exposiciones pedagógicas, personalizadas en la condición de lazarillo filántropo, acerca del origen y desarrollo de la urbe, con señalamiento de sus altibajos, pero con disfrute de calles empinadas en el asombro, de miradores hacia paisajes que provocan el deleite y en barrios de contrastada condición, los unos testimoniales de un pasado por asimilar y superar, y los otros de renovado planeamiento moderno.

Destaco de obras suyas en la sede Manizales de la Universidad Nacional, la "Torre de estancias", con remate en observatorio astronómico, el "Edificio de postgrados" que incluye el "Aula del estudiante de la mesa redonda", el “Auditorio principal”, con celebrado diseño acústico, y en general los planes de ordenamiento físico, habiendo formulado el primer plan maestro para el hoy floreciente Campus-la-Nubia.

Gratitud le debemos por su obra, por la amistad, por el ejemplo justo, y por su perseverante actitud en el examen libre de los problemas, en especial de los relacionados con el habitar. ¡Salud y bienestar!, querido Maestro, en su día, y siempre.

 



Ref.: “La Patria”, Manizales, 01.X.2010;  p. 4-b   [lapatria.com]

Copyright ©Powered by Ciudadeje.com