Ediciones

ISSN 0120-0216
Resolución No. 00781
Mingobierno

Consejo Editorial

Luciano Mora-Osejo (א)
Valentina Marulanda (א)
Heriberto Santacruz-Ibarra
Lia Master
Marta-Cecilia Betancur G.
Carlos-Alberto Ospina H.
Andres-Felipe Sierra S.
Carlos-Enrique Ruiz.

Director
Carlos-Enrique Ruiz

Contacto
Tel-Fax: +57.6.8864085
Carrera 17 No 71-87
Manizales, Colombia,
Sudamérica.
cer @ revistaaleph.com.co

Norma Velásquez: pensamiento y acción en la Cultura


La memoria es frágil, y en la humanidad solemos olvidar incluso los acontecimientos de mayor relieve. Quizá se trate de un mecanismo de defensa, para no vivir más abrumados. Y en la provincia los olvidos suelen tener componentes de desidia, o malquerencia.


Habrá de recordarse que aquí existió el “Fondo Cultural Cafetero”, activa y floreciente institución cultural fundada a comienzos de los 80, regentada en Bogotá por la inolvidable historiadora Aida Martínez, con dirección delegada en Manizales a cargo de Norma Velásquez-Garcés. Personalidad esta egresada de la Escuela de Filosofía de la Universidad de Caldas, con estudios de postgrado en La Sorbona de París, especialista mayor en la obra de Baruch Spinoza, a la cual se dedicó, entre otras, como docente en el programa de Filosofía hasta su retiro, sin sucesor alguno en el tema, con rigurosos ensayos publicados (v. gr. “Spinoza: reflexiones sobre el primer diálogo del Breve Tratado”), e impronta en algunos de sus alumnos sobresalientes.

Recuerdo la tarea perseverante y de alto nivel cumplida por Norma como directora en el FCC. Se ocupó, durante tres lustros, de promover conferencias, exposiciones, conciertos, trabajos de seminario, a tono con la recuperación de tradiciones valederas y espíritu de universalidad. Por allí pasaron figuras prestantes de las artes, las ciencias y las letras, con visión integradora de la Cultura. Refiero algunos de aquellos acontecimientos como la exposición dedicada a la obra de Alberto Arango-Uribe, uno de los fundadores de nuestra Escuela de Bellas Artes en Manizales, ilustrador de obras de Rafael Arango-Villegas y caricaturista político en diarios nacionales. En testimonio de esta exposición Norma dejó valioso libro-catálogo, resultado de sus investigaciones, donde, además de acoger páginas de rescate de Germán Arciniegas y Rafael Arango-Villegas, consiguió que Arturo Arango-Uribe (fundador de Sancho) escribiera sobre su hermano. El libro recoge importante selección de la obra del maestro, clasificada en: galería de personajes, apuntes del Congreso, la pluma mágica, caricaturas editoriales, caricaturas de libros e ilustraciones, obra pictórica. Pero lo más significativo es el juicioso y extenso estudio que escribe Norma bajo el título “Reflexiones en torno a la vida y a la obra de Alberto Arango-Uribe (1897-1941)”.

Norma en su estudio se ocupa de ubicar de entrada la idea de “artista”, con el recurso en la noción popperiana de “expectativa”; recuenta la biografía del personaje y la fundación de la “Escuela de Bellas Artes”, en la que Alberto Arango fue artífice, incluso reproduce en el libro, en facsímile, el acta respectiva, examina el contexto de la vida cultural en la provincia y en Bogotá, y dedica gran espacio a estudiar su obra, sin despojarse de la noción marco que asume de Popper al comienzo del ensayo. Y en este análisis acude a indagar el humor como manifestación de la caricatura, en especial política. Apela a Bergson para dar soporte a sus apreciaciones sobre lo cómico en la caricatura, en la representación del ser humano como un “títere articulado”, aun cuando también expone discrepancias racionales con el filósofo, en especial en lo referente a la risa. Estima, de igual modo, a Alberto Arango en su ruptura con el arte académico, manifiesta en su obra principal. En esta labor Norma valora a Arango como “el relator político de un lapso donde se inician las primeras reformas sociales del país”, ejercido con “independencia de carácter y valor civil”.

Ensayo de singularidades por la rigurosa investigación de apoyo, la estructura y la pulcritud conceptual y de escritura, cualidades palpitantes en la personalidad de Norma.

Otra de las exposiciones, con catálogo publicado, fue la dedicada a “Gabriel Orrego – Ebanista y tallador”, con preciosos muebles reunidos, estimados como verdaderas obras de arte, con expresiones propias que de buena manera remiten al “art nouveau” y al “art deco”. Norma para la ocasión escribió el ensayo: “Gabriel Orrego y la historia de Manizales”, con reminiscencia al llamado “grupo de los veinte” en la gesta fundadora de la ciudad. Destaca en el estudio la época más productiva de Orrego (1910-1925). Gran parte de la obra del ebanista creador fue consumida por las llamas en los incendios de Manizales, salvadas las que encontraron refugio en el “solar de Orrego” (calle 24 con carrera 20).


Exposición también de recordar fue la emocionante retrospectiva (1945-1987) del maestro Eduardo Ramírez-Villamizar, pintor y en especial escultor de características abstractas, no figurativas, con juegos de simetría, de refinada expresión poética. Asimismo, la dedicada a la fotografía: “Manizales a través de la lente de Víctor Hurtado 1940-1950”; la de valioso caricaturista nuestro: “El suceso nacional en la pluma de Ari”, obra que a la promotora-investigadora le recuerdan los estudios de Freud sobre la caricatura y su creador, por la capacidad de producir “placer” incluso en las situaciones de tragedia o dolor. Gran exposición, de no pasar por alto, fue la dedicada a la obra del arquitecto, dibujante y pintor Róber Vélez, con el nombre de “Testimonios”, con el buen ensayo de Norma en el catálogo. Además, la que dedicó a conmemorar los primeros 25 años de vida de la Revista Aleph (fundada en 1966), bellamente montada con la asistencia de la Arq. Martha-Lucía Londoño C., con singular acopio de manuscritos autógrafos, fotografías, testimonios de personalidades nacionales e internacionales, la colección de la Revista, y muestra de los diversos sistemas de producción e impresión.


La Universidad de Caldas debería de hacerle pronto reconocimiento publicando en un volumen sus ensayos y conferencias, que aún están al alcance para reunirlos. Ojalá alguien, con capacidad de decisión, escuche.

["La Patria", Manizales, Col., 10.VII.2011]
Copyright ©Powered by Ciudadeje.com