Ediciones

ISSN 0120-0216
Resolución No. 00781
Mingobierno

Consejo Editorial

Luciano Mora-Osejo (א)
Valentina Marulanda (א)
Heriberto Santacruz-Ibarra
Lia Master
Marta-Cecilia Betancur G.
Carlos-Alberto Ospina H.
Andres-Felipe Sierra S.
Carlos-Enrique Ruiz.

Director
Carlos-Enrique Ruiz

Contacto
Tel-Fax: +57.6.8864085
Carrera 17 No 71-87
Manizales, Colombia,
Sudamérica.
cer @ revistaaleph.com.co

Sentido de oportunidad en la recuperación de la palabra


Los medios de comunicación hacen del instante una confesión de desafecto, o de banalidades con sentido de inocente ligereza, o en el juego de poderes. Y todo queda inmerso en el dominio que impera. El ciudadano enajena la posibilidad de libre albedrío. Su capacidad de apreciación está influida por los medios. La noticia del momento y la consiguiente interpretación, dan por sentada la "fe del carbonero". Aptitud para convencer, con las argucias técnicas mediáticas. Lo que hoy es, o puede ser, mañana es otra historia. El libre examen pasa a ser un esfuerzo desmesurado de espíritus que pugnan por la independencia y la libertad personales. Los medios crean opinión, es cierto, pero casi siempre sesgada, para responder a determinados intereses, ideológicos o confesionales, y de mercadeo.

La condición de libre examen correspondería fortalecerla en las instituciones educativas, con métodos de trabajo que estimulen el análisis, la comprensión de textos, los diálogos en debate de ideas, en un clima atrayente que propicie en los alumnos las posibilidades de formarse en una dinámica propia, con modelación del carácter y el ímpetu de aprender por ellos mismos. Se requiere de maestros preparados, con vocación, estimuladores, de tal manera que desencadenen procesos permanentes, en niños y jóvenes, por el deseo de comprender, de conocer y saber, de preguntarse, de dudar, con exploración de múltiples posibilidades y manifestaciones de alegría, lo cual genera en el estudiante la mejor condición para ubicarse en un mundo complejo.

Incluso se habla de "sociedad de la información" y de "sociedad del conocimiento", pero son expresiones a las que habrá que sustraer de los lugares comunes. La información y el conocimiento implican cotejar, indagar con sentido crítico, en la convergencia de saberes y disciplinas, no con fragmentación o enfoques unidireccionales. Informarse es conseguir un conocimiento sustentado en explicaciones o razones valederas, no por el simple decir del medio más a mano. Y el conocimiento es a su turno un proceso continuo de indagación, con algunas estaciones que compensan por la comprensión alcanzada.

Construir familia, núcleo de amistades, porción de sociedad en los entornos, será propósito de no eludir en la formación educativa de nuevas generaciones, con mayor preparación para afrontar problemas, los de la naturaleza en deterioro y los de la humanidad circundante en sus malformaciones de pensamientos y procederes. Y en sus potencialidades afirmativas.

Edgar Morin llama a la necesidad urgente de reaprender a pensar, como tarea de salvación pública que comienza por cada uno. Y cree que esa revolución necesaria de pensamiento ha comenzado, aunque sin coordinación, en forma desordenada, con los "Indignados" en la tarea. Cuestiona la idea de Rousseau en la misión del maestro, contraponiendo al "enseñarle a vivir" la de "ayudarle a aprender a vivir". Esta función del docente tiene que ser clara, en sentido de saber que en el trabajo del aula lo que debe hacerse es incentivar con entusiasmo para que el estudiante descubra lo que es capaz, de tal modo que pueda emprender con paso más seguro el destino propio.

El fomento de la lectura en disciplinas diversas, con la literatura como fuente de conocimiento, en interpretaciones disímiles, y también de recreación y gozo. No se entendería una formación técnica y científica verdadera, ajena a conexiones de la Cultura y el Arte. Einstein y Bertrand Russell son preclaros referentes, entre otros. La capacidad de escritura para alcanzar expresiones de compartir, con la debida corrección y la narración de claridad, de tal modo que permita abrir diálogos, o ser comprendido en algún caso específico. Igual deberá ocurrir en las posibilidades de expresión oral.

La escuela, en todos los niveles, tiene que proponerse la formación integral, no como un decir, sino practicada a diario. De ahí la necesidad de formar maestros, y no dejo de insistir en el papel que han cumplido las Escuelas Normales, las que habrá necesidad de fortalecer hasta llevarlas a conferir títulos de licenciados, altamente calificados, con mística por su trabajo (al oído de los redactores de proyecto para nueva ley de Educación Superior).

Y un tema que será preciso desarrollar es el de la "cultura ciudadana", con fomento del espíritu cívico, con ejercicio permanente de la solidaridad. Pero se necesita un liderazgo en las administraciones municipales y, quizá, de instituciones educativas. Bastará proponérselo con ambición, con ganas, y el camino se abrirá. Voluntariado de estudiantes, con turnos en el servicio cívico, podrá cubrir las necesidades de instruir a los ciudadanos en los pasos peatonales, en conservar pulcros los espacios públicos, en dar la mano a personas con limitaciones... Y para entrenar de manera convincente a conductores y usuarios sobre los sitios dispuestos de parada. En una campaña de esa naturaleza, entusiasta y envolvente, aprovechar para promover la lectura de libros, revistas o periódicos de circulación libre, con una dotación inicial en lugares seleccionados, y reposiciones periódicas, a cargo de la municipalidad, a lo mejor con la colaboración del sector privado.

Se trata de hacer de la palabra el medio más favorable para construir ciudadanía, con sentido de sociedad solidaria, con lugar amable para desarrollos ambicionados en ciencia, técnica, arte, humanismo. Es posible. Intentémoslo ya.

Manizales, ciudad educadora. Manizales, ciudad universitaria. Manizales,... forjadora de ciudadanía. El "mandato por la educación", en la votación reciente, es señal significativa para el nuevo Alcalde. No hay que perder la esperanza, con la palabra encendida de norte claro, vacuna contra la insensatez mediática.

 

["La Patria", 11.XII.2011]

Copyright ©Powered by Ciudadeje.com