Ediciones

ISSN 0120-0216
Resolución No. 00781
Mingobierno

Consejo Editorial

Luciano Mora-Osejo (א)
Valentina Marulanda (א)
Heriberto Santacruz-Ibarra
Lia Master
Marta-Cecilia Betancur G.
Carlos-Alberto Ospina H.
Andres-Felipe Sierra S.
Carlos-Enrique Ruiz.

Director
Carlos-Enrique Ruiz

Contacto
Tel-Fax: +57.6.8864085
Carrera 17 No 71-87
Manizales, Colombia,
Sudamérica.
cer @ revistaaleph.com.co

Marta-Elena Bravo en sus "voces y presencias"


Con esta cuarta sesión de la Cátedra abierta: “Grandes temas de nuestro tiempo”, consagrada este año al Bicentenario de la Independencia, abrimos puertas y ventanas para explorar en otros conceptos fundamentales, como los ventilados hasta ahora sobre independencia, república, ciencia en los albores, castas sociales, contingencia en la insurrección. Hoy, la distinguida profesora Marta-Elena Bravo, hablará sobre el polémico y evolutivo concepto de "identidad", cuya pertinencia es motivo de examen continuo por teóricos de la cultura y de la política, con asidero en la socio-antropología. La misma expositora ubica el concepto a la manera de proceso de construcción continua que permite reconocer en gradualidad lo que somos y vamos siendo, en los espacios históricos, geográficos, culturales.

Marta-Elena Bravo firma el libro de visitantes ilustres, en la
Biblioteca CER, Campus-la-Nubia, UN-Manizales

Ninguna otra personalidad más capaz para abordar ese tema que nuestra invitada en esta oportunidad, mujer de atinada formación en los campos de la música, la filosofía, la historia cultural y la literatura, con ejercicio pleno en la docencia y en la investigación universitaria, así como en la regencia de instituciones de cultura. Por sus merecimientos ostenta todos los galardones de nuestra Universidad Nacional de Colombia, desde la Medalla al Mérito hasta la Orden Gerardo Molina. Pero también las más singulares distinciones en las artes y en las letras de Antioquia y de Colombia.

Si hay alguien que haya pensado con hondura y protagonismo los problemas de la cultura en Colombia, esa persona es Marta-Elena Bravo. En el 2008, cinco instituciones, cuatro públicas y una privada, auspiciaron la edición, en un volumen de 520 páginas, de trabajos fundamentales suyos, con preponderancia en la revisión histórica y en la formulación de políticas culturales, en los niveles regional y nacional, con eco allende las fronteras. Esa obra sustantiva lleva por título: "Itinerarios culturales 1985-2007. Voces y presencias". Título que da idea de un camino trajinado por más de veinte años, en el estudio y la formulación de políticas de estado, en temas álgidos, inmersa siempre en procesos con las comunidades. Y a fe que ha influido en forma decisiva para la comprensión, reformulación y puesta en marcha de programas y proyectos regionales y nacionales. Es una obra polifónica, con recurrencia de "voces y presencias", como reza el título, con armonía en multiplicidad de acordes. Es un modelo de pensar con inmenso compromiso frente a las necesidades del país, centrado en razones de educación y cultura, como posibilidad de resolver los problemas sociales más agudos.

En diversas ocasiones ha sido solicitada por gobiernos para el desempeño del Ministerio de Cultura, honor que ha declinado para continuar siendo libre en el examen histórico de las políticas de cultura, y en su articulación con la educación y en especial con el papel de la Universidad, hacia un derrotero inocultable: la paz, como "el primer proyecto cultural del país", en su propia expresión, y de igual modo entendida como “el fruto de la tierra que todavía sobrevive”, en bello concepto de niña de 10 años, recogido en el libro. Todos sus esfuerzos, sus contribuciones públicas y académicas, tienen esa misma obsesión: alcanzar la coexistencia en la pluralidad, en un país perturbado por confrontaciones inútiles y con potencialidad enorme para llegar a ser una nación solidaria y fértil en expresiones de cultura, con diálogo continuo entre lo diverso de regiones y de formas idiosincráticas.

Aquella preocupación obsesiva de Marta-Elena la ha llevado a recorrer predios los más diversos, consustanciados en la cultura como matriz y razón de ser, en concepto integral que involucra “actitudes, creencias, estructuras de comportamiento y producción”. Y quizá ella misma es paradigma de "anfibio cultural", en la identificación de Antanas Mockus, por su capacidad para desenvolverse con agilidad en distintos contextos culturales, aprendiendo y enseñando, aun en medio de la complejidad mayor. Asimismo es persistente su idea de "ciudadanía cultural", base de la continua construcción de nación, de región, de localidad, sustentada en el que también llama "proyecto cultural, pluralista y democrático", de carácter prioritario.

Marta-Elena ha sido artífice en la formulación de los primeros planes culturales del país, en los casos de Antioquia y Medellín, como también protagónica en los debates sobre cultura en grupos de trabajo que apoyaron la Constitución de 1991, y el plan nacional de cultura 2001-2010. Siempre con la impronta de la participación comunitaria.

Manuel Mejía-Vallejo, uno de sus maestros, lo dijo: "No sé si uno sea lo que ya pasó o continúa siendo otra esperanza."  Y, digo yo, seguimos siendo cada vez una nueva, renovada esperanza, con los niños y jóvenes en la vanguardia.


Tenga la bondad, querida profesora y maestra Marta-Elena, de asumir la palabra en esta cátedra abierta del estudiante de la mesa redonda.

 




Universidad Nacional de Colombia, Manizales, 8 de abril de 2010

 

 

 

 

 

Copyright ©Powered by Ciudadeje.com